• Informar al cliente con carácter previo al proceso judicial, del coste aproximado del procedimiento, así como de las consecuencias de ser condenado en costas en el mismo.
  • Agilizar los procesos judiciales con el seguimiento del procedimiento, desde la presentación de la demanda, hasta la resolución de la sentencia, ocupándose de solucionar buena parte de los obstáculos que pudieran retrasar la misma.
  • Responsabilizarse de todos los trámites, recibiendo y firmando los emplazamientos, citaciones, notificaciones, etc. Asiste a todas las diligencias y actos necesarios del pleito en representación a favor de su cliente.
  •  Transmitir al abogado todas las resoluciones judiciales que firme así como los escritos que presente e igualmente comunicar al cliente las resoluciones judiciales más importantes y los escritos que presente en su nombre.
  • Pagar los gastos, que genere el procedimiento, administrando la provisión de fondos, excepto la minuta del abogado y peritos.
  •  Colaborar con los órganos jurisdiccionales en la Administración de Justicia.
  •  Defender con profesionalidad los intereses de sus representantes guardando secreto profesional, así como ofreciéndoles información objetiva y veraz sobre el desarrollo del proceso judicial.